Primeras noches de tu bebé en casa. Recomendaciones para hacer de esta etapa una experiencia agradable

Las primeras noches del recién nacido en casa especialmente para los papás primerizos son momentos  llenos de expectativas, miedo y tensión; pero tranquilos papitos, disfruten de este momento al lado de su pareja. A continuación te brindaremos consejos con respecto al sueño de su bebé, la mejor manera de dormir con ellos, utilería necesaria, entre otros.

1. Es primordial que tú, mamita te encuentres bien, recuerda que después de la labor de parto has quedado débil, por ello es necesario que estés al día con tus alimentos, tu cuidado personal, tus descansos; por lo que el padre tiene que estar atento para todo lo que pueda ayudar.

2. Debes tener a la mano los artículos básicos del bebé como los pañales, el moisés, la bañera, un rincón cómodo para lactancia, ropa de cuna, entre otros.

3. Si bien es cierto es importante estar atento mientras tu bebé duerme; pero tampoco es bueno obsesionarse y revisarlo cada momento para verificar si respira. Algunos padres optan por dormir con el bebé; en este caso se debe considerar algunas medidas de seguridad: el bebé se debe colocar de espalda y en una superficie estable, evitar el uso de almohadas, entre otros. En caso decidan colocar al bebé en una cuna cerca, el colchón debe ser a medida de la cuna, es indispensable que la cabeza del bebé quede descubierta para evitar que se ahogue.

4. Los primeros meses del bebé son complicados ya que se despiertan muchas veces en la noche para amamantarlos. Cada bebé tiene un diferente patrón de sueño, por ello no te asustes si duerme mucho o poco. Los bebés con frecuencia se alimentan 8 a 12 veces al día aproximadamente.

5. El lloro de tu bebé es su manera de comunicarse contigo, esto ocurre por muchos motivos ya sea; por hambre, frío, miedo, problemas estomacales, pañal sucio y en algunos casos lloran sin motivo alguno, por ello no te asustes, puedes envolverlo en una manta y cargarlo cerca de ti, también puedes colocarles sonidos relajantes o bañarlo con agua tibia.

Recuerda que cada bebé necesita un cuidado especial, solo necesitas paciencia y cariño especialmente en esas largas noches. Es recomendable, que pidas ayuda a un familiar y siempre estar en contacto con el pediatra.

También es una buena alternativa contar con el apoyo de una Niñera que podrá apoyarte en esta etapa de tu vida, siendo una amiga y soporte ideal.

Abrir chat
Powered by