Limpieza y cuidado en el hogar cuando se tienen niños pequeños

Mantener una casa limpia y ordenada es una labor difícil; más aún cuando se tienen bebés y niños en el hogar.  Es una situación común  tener  juguetes por todas las áreas de la casa, manchas de comida, paredes pintadas, útiles de higiene fuera de lugar; pero no te desesperes, este caso te brindaremos unos tips que te ayudarán a mantener tu hogar limpio y seguro.

  • Crea rutinas

Establece horarios y rutinas, esto te ayudará a no solo limpiar tu hogar sino también a ensuciar menos. Crea pequeñas tareas con tus niños de acuerdo a su edad enseñándoles algunas normas sobre la limpieza de la casa, por ejemplo: a limpiarse los zapatos antes de entrar, a recoger y guardar sus juguetes en un lugar específico cuando ya no quieran seguir jugando.

  • Reduce los objetos decorativos

Tener menos elementos decorativos en casa evitará que los bebés y niños puedan tener accidentes, además de ello te ayudará a tener tu casa más ordenada. Es preferible tener la mesa libre de objetos para que los niños puedan jugar.

  • Ubica las zonas de mayor uso en el hogar.

La mejor solución siempre será tener toda la casa limpia y ordenada; aunque realices las labores de limpieza frecuentemente es importante recordar que hay zonas específicas en las cuales los niños y el bebé pueden pasar más tiempo.

  • Precaución con los artículos de limpieza

Cuando realices la labor de limpieza con lejía o con algún producto de limpieza, asegúrate que no haya ningún niño o mascota en esa área o de preferencia que sea en una hora en la que no se encuentren en casa. Asimismo, evita usar productos de limpieza con alto contenido en químicos tóxicos y no olvides cerrarlos bien, guardarlos en un lugar fuera de su alcance.

  • Paredes pintadas y manchas

Para manchas difíciles de sacar; frota la mancha con un trapo húmedo en agua templada y con jabón o utiliza una mezcla de bicarbonato de sodio y de agua. Aplicarlo sobre la mancha con movimientos circulares. Termina con un poco de  agua tibia.

Una casa limpia y ordenada transmite calma, menos distracciones y hace que se vea más espaciosa; pero tampoco te estreses por tener una casa reluciente, es mejor disfrutar de tu casa y sobre todo dedicarle tiempo a tu familia.

En caso tengas el apoyo de una Asistenta del Hogar, recuerda brindarle todas las facilidades y soporte necesario para que pueda ejecutar las tareas sin inconvenientes.

Abrir chat