Cómo cuidar a tus hijos sin llegar a la sobreprotección

El mundo esta lleno de peligros constantes y como padres buscamos proteger a nuestros hijos de todo eso, sin embargo llega un punto en el que debemos dejarlos afrontar estos retos, porque eso es parte de vivir. 

No se puede mantener al niño permanentemente encerrado y ocultándole todos los peligros. Los padres tienen que dejarle evolucionar para no entorpecer su desarrollo. 

Ejercer la sobreprotección con los niños es una manera de frenarles su desarrollo y su crecimiento, y una forma también de impedirles que no adquieran por sí mismos las herramientas vitales para salir al mundo exterior y valerse por sí mismos.

Lidia Nieto - Guia infantil

El primer paso para no caer en excesos al proteger a nuestro hijo, es tratándolo como a un ser capaz, que tiene derecho a aprender y a equivocarse. Aunque sientas miedo debes hacerlo, es la vida, lo natural y poco a poco encontrarás ese equilibrio perfecto. 

A continuación te vamos a compartir algunos consejos para evitar la sobreprotección con tus hijos: 

Dejarlos hacer sus actividades

Los padres no deben hacer nada que el niño esté en capacidad de hacer por sí mismo.

Hay que verificar que se mantenga en ambientes seguros, pero permitirles hacer cosas propias de su edad, si se llega a lastimar, verifica que se encuentra bien y dejar que continúe jugando.

Esta pequeña dosis de libertad hará que tu hijo confíe en sí mismo y en sus capacidades. Contrario a lo que le sucede a un niño sobreprotegido, que no se siente amado sino es inseguro y temeroso, porque ha aprendido que no puede enfrentar solo las situaciones de la vida.

Confíar en las capacidades de tu hijo

Si tu hijos te dice «yo puedo» o «quiero hacerlo solo», entonces debemos limitarlo a darle su espacio y observar cómo lo hace.

Hay que dejar que lo intente y aunque se equivoque no importa, dale ánimos y motivación para que siga intentándolo hasta que lo haga correctamente.  

Por favor evitar decir frases como «mejor lo hago», «te tardas mucho» o «lo hiciste mal».

Si el niño le pide hacer algo solo, déjelo supervise que todo salga bien. Recuerde que el trabajo de los padres es guiar a los hijos para que ellos sean autosuficientes y capaces de hacer lo que se propongan.

Actividades fuera del colegio

Esto le permite a tu hijo hacer cosas por sí solo, libre y listo para afrontar una nueva experiencia.

Por supuesto que previo a esto tu hijo debe estar bien orientado sobre cómo llamarte en casos de emergencia, cómo actuar frente a desconocidos y ese tipo de temas.

Entre las diversas actividades tenemos:

  • Natación
  • Karate
  • Escuela de música
  • Coros
  • Danzas o baile
  • Futbol
  • Cualquier otra actividades que creas conveniente y factible. 

Enséñales el valor de las cosas

Algunos padres creemos que dándole a los hijos todo lo que piden crecerán felices, pero eso es un error muy común que debemos evitar. 

Consentirlos demasiado es una manera común de sobreprotegerlos porque impide que los pequeños aprendan el valor de las cosas que reciben, porque no hacen ningún esfuerzo para ganarlas. 

Ayúdalos a manejar la frustración

Somos seres humanos, imperfectos por naturaleza, por tanto aceptamos los errores como parte de nuestra vida y del día a día. A veces nos resulta difícil o nos toma tiempo reponernos de una caída, eso a pesar de nuestra edad y experiencia, entonces imagina lo duro que debe ser para un niño. 

Con nuestros hijos hay que fomentar el refuerzo positivo, dejarles claro que equivocarse esta bien y que no pasa nada, que todos cometemos errores y que es parte de crecer.  

Cada niño irá a su propio ritmo, por tanto debemos ser pacientes y ser espectadores directos en este proceso. 

Algunas actividades que puedas poner en práctica: 

  • Colorear un dibujo: en las librerías venden cuadernos de dibujo para colorear, es evidente que al principio le costará respetar las líneas del dibujo pero poco a poco mejorará y va a superar este pequeño reto con éxito.  
  • Doblar la ropa: parece algo simple pero para un niño puede ser toda una travesía, así que ensénale, apóyalo. Al principio no podrá, quizás le cueste trabajo pero luego de practicar lo suficiente la ropa estará bien doblada.

También puedes contarles historias tuyas o de tus padres de cómo afrontaron dificultades y salieron con éxito.

Es común que los niños sobreprotegidos tengan problemas para aceptar sus errores y baja tolerancia cuando no se les concede lo que piden.

Tratarle de acuerdo a su edad

Los bebes crecen rápido, al poco tiempo abandonan el biberón, aprenden a comer solos, a ir al baño sin ayuda, deciden que ropa ponerse y en un descuido tienes un adolescente en casa. 

Por tanto no olvides que debemos tratar a nuestros hijos según la edad que tengan.

Se dice que al ser padres debemos aprovechar y disfrutar al máximo los primeros años, porque luego crecen y se vuelven independientes. 

No tengamos miedo

Elimina el miedo de dejarlos descubrir el mundo, mantén una posición de acompañamiento, observando sus pasos sin necesidad de intervenir a cada momento.

Recuerda que no siempre podremos estar para salvarlos de cualquier peligro, por eso debemos formar niños autosuficientes capaces de salir adelante y superar cualquier problema. 

Abrir chat