alimentacion-infantil

Cinco alimentos necesarios en la alimentación infantil

La buena alimentación es indispensable para el sano crecimiento y desarrollo intelectual de los niños, ya que el comer bien hace que el niño crezca fuerte y  saludable para que obtenga todos los nutrientes que ellos necesitan.

Con una correcta alimentación en nuestros niños, ellos tendrán una mejor salud tanto emocional como física. Es importante recordar que los hábitos que les inculquemos en su infancia tendrán gran repercusión en su vida adulta, como también influyen en su habilidad para aprender, racionalizar, socializar, y sobre todo a su rendimiento escolar.

Para que los niños tengan una buena nutrición, primero debemos saber qué grupos de alimentos nunca pueden faltar en la dieta de los pequeños. Los grupos de alimentos para una dieta balanceada cambiaron a medida que han pasado los años, pero actualmente los grupos básicos y principales son las proteínas, como las carnes, pollos y pescados, las frutas, los cereales y los lácteos, por mencionar solo a algunos. Es recomendable incluir a diario estos alimentos y de vez en cuando variar, para tener una dieta más saludable y balanceada.

Aquí les dejamos los 5 alimentos que debes incluir en la alimentación de tu niño:

  • Frutas: Las frutas son alimentos que ofrecen muchas ventajas para los niños, en general tienen un alto contenido de agua, estimulan el funcionamiento de los riñones, y sobre todo son la fuente de vitaminas para el crecimiento físico y para el desarrollo intelectual de nuestros niños. Además, son fáciles de comer, pueden prepararse de diversas maneras para que tu niño se sienta a gusto. Es recomendable comer dos o tres porciones de fruta al día. 

  • Cereales: Los cereales son ricos en hidratos de carbono, vitaminas, proteínas y minerales, este alimento es uno de los preferidos y más esenciales para la salud de tu pequeño. Por ejemplo el pan y la pasta entran en este grupo. Si buscas algún cereal que le puedas dar a tu hijo, es recomendable los copos de cereales integrales, ya que son una importante fuente de zinc, que es vital para desarrollar procesos corporales como el fortalecimiento del sistema inmunológico, tienen un bajo contenido en grasas y contribuyen a la formación de músculos y huesos.

  • Legumbres: Es el complemento ideal en una dieta balanceada. Las legumbres son uno de los alimentos básicos de una alimentación balanceada y  no deben faltar en ninguna dieta de nuestros pequeños.  Son ricas en hierro, vitaminas, fibra y proteínas. Se sabe que los pequeños siempre están en constante actividad, por ende las legumbres son un alimento esencial, ya que les ayudará a cubrir sus necesidades diarias. Se recomiendan dos raciones de verduras diarias, preferiblemente crudas.

  • Carnes y pescados: Este grupo de alimentos aporta proteínas fundamentales para el desarrollo de nuestros niños. Los niños usualmente al principio les cuesta acostumbrarse al sabor de estos alimentos, por ello debemos dárselos poco a poco, mezclándolo con verduras o legumbres, para que vayan adaptando el sabor. Cabe resaltar que el pescado es sumamente importante en la alimentación, ya que previene enfermedades cardiovasculares, reduciendo el riesgo de arritmias y coágulos, y es una importante fuente de yodo.

  • Lácteos: Estos alimentos son la principal fuente de calcio necesaria  para tener huesos fuertes y sanos. Si nuestros niños y adolescentes no cumplen con las necesidades básicas de calcio que se requieren en su etapa de crecimiento, tendrán dificultades en su vida adulta. Tanto en niños como en adolescentes, se sugiere que consumir diariamente hasta tres raciones de lácteos (como leche, queso, yogur, etc.) Es muy difícil que se puedan cubrir las necesidades diarias de calcio sin incluir a los lácteos en la alimentación tanto de niños como adultos.

COMPARTIR POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Más contenido: