Niño no hace tareas

¿Qué hacer si tu niño no quiere hacer la tarea?

Muchas madres y niñeras han pasado por la dificultad de tener que lidiar con niños y su desgano por hacer los deberes escolares ¿Por qué? Porque les resulta tedioso y aburrido, sobretodo, cuando no tienen una motivación correcta que les guíe por dónde empezar.

Existen padres y niñeras que tienen muy buena intención de ayudarlos, sin embargo, a veces cometen errores que no contribuyen a la motivación para los niños, por ello, en este artículo, te contaremos algunos de ellos y qué estrategias debes seguir para que tu niño esté más motivado al hacer su tarea.

¿Qué errores frecuentes cometemos?

Hacer los deberes donde sea:

Que tu niño haga las tareas en su habitación, sala, cocina o en cualquier otro espacio de la casa mientras otros ven televisión es un grande error, ya que, hay muchos elementos distractivos que no contribuyen a su concentración. En vez de eso, debes establecer un espacio fijo para que el niño haga su tarea, para que pueda entender que el momento “tareas” es importante y tiene que realizarlas en su rincón de estudios, el cual debe ser un lugar silencioso, sin elementos distractores. Los niños deben saber que los adultos toman sus tareas en serio. No pueden estar realizando tareas mientras que los demás leen periódicos, ven televisión o conversan; de lo contrario, ellos tampoco lo tomarán en serio.

Hacerlo nosotros: Con el fin de agilizar las tareas y reducir el tiempo, algunos padres caen en el error de hacerlos ellos mismos. Esto es muy perjudicial para los niños, pues no aumenta su capacidad, ni disciplina y no aprenden nada nuevo.

Llamarles la atención cuando hagan sus tareas: El momento de las tareas, debe ser un instante de paz y tranquilidad para el niño. No le regañes ni le reclames por qué le dejaron tanta tarea, como adulto responsable, solo debes acompañarlo y guiarlo para que las culmine de la mejor manera ayudándolos a encontrar sus respuestas, sea en internet o en sus propios libros. No impongas el control absoluto porque si los pones nerviosos, se bloquearán y menos podrán realizar sus tareas.

Ahora que ya conoces algunos errores que siempre cometen los adultos ayudando en la tarea de sus hijos, te mostramos estrategias que ayudarán a que estén más motivados para hacer sus tareas.

¿Qué debes hacer si tu niño no quiere hacer la tarea? ¿Cómo motivarlo?

Después de saber los errores más frecuentes que cometemos, ahora te enseñaremos las estrategias que debes seguir al momento de motivar a tus niños para hacer las tareas

  • Habla con tu niño: La comunicación es muy importante, por eso, habla con él y pregúntale qué es lo que hace que no quiera hacer sus tareas ¿A qué se debe su estrés? ¿Qué le preocupa? Y así tendrás un problema específico que solucionar, podría ser falta de sueño, preocupaciones, tristeza, etc.
  • Ten paciencia: No cometas el error de gritarlo, forzarlo y menos golpearle, más bien, intenta que despeje su mente antes de hacer sus tareas. Puede salir a pasear alrededor de la casa contigo y así ambos están más listos para realizar los deberes.
  • No lo juzgues: La exigencia debe estar acorde a su edad, lo que a ti te puede costar 10 minutos, a él puede costarle media hora, lo cual es normal. No juzgues con ojos de adulto el resultado de sus tareas.
  • No lo apures: Es importante entender que el tiempo de los niños, no siempre es el mismo que los adultos, pues muchos de ellos no funcionan bajo presión. Evita las frases como: “¿Sigues ahí?” “¿Tanto te demoras?” “¡Pero si es fácil!”, mas bien, motívalo por cada pequeño avance que veas.
  • No le hagas los deberes: Te repetimos esto por lo importante que es, por favor, evita cometer este error. Es necesario que tu niño aprenda, si no puede hacerlo, puede dejarlo en blanco para que el profesor entienda que no lo sabe o sino puedes ayudarlo tú con la paciencia necesaria hasta que lo resuelva.
  • Crea un rutina: Algunas rutinas pueden ser aburridas, pero cuando se trata de hacer deberes, es muy necesario. Puede ser después del almuerzo, después de la siesta de la tarde, después de ver televisión ¡Tú decides! pero es importante tener un horario específico en el que el niño haga sus tareas para que automáticamente ya sepa qué es lo que tiene que hacer a cierta hora.

Ahora que ya sabes qué estrategias pueden servirte para que motives a tu niño a hacer las tareas, esperamos que puedas llevarlas a cabo. Es importante que lo guíes en su etapa escolar porque esta puede ser muy estresante y frustrante para ellos si no tienen nadie que los apoye constantemente.

COMPARTIR POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Más contenido: